lunes, 28 de marzo de 2011

Ortodoxia?

Una de las bicicletas del futuro museo del ciclismo de Menorca va a ser esta BH.


Muchas veces cuando una pieza cuenta con suficientes elementos originales en un estado aceptable es más aconsejable "mantener" que "restaurar". Aunque me dedico a vender las calcas de estas bicicletas, siempre he pensado que si queda algo de la original, es mejor dejarla como está.


El problema es que la bicicleta había perdido algunos elementos, tales como los guardabarros, el cubrecadenas y el portabultos.
Encontramos lo que necesitábamos, pero los guardabarros no estaban pintados, aunque si oxidados y en un estado muy parecido al de la foto.


Que hacer? Evidentemente si decidía pulir y pintar los componentes como si fueran nuevos habrían "cantado" un poco una vez instalados (Más que un poco).
Me decidí por hacer las cosas mal para que salieran bien... Como? simplemente pinté encima del óxido, directamente, sin pulir ni lijar, era cuestión de dejar "transparentar" las irregularidades del metal para que conseguir un aspecto envejecido y que pareciera que los componentes llevaban treinta o cuarenta años encima de la bicicleta...





Hasta mutilé una de mis pegatinas para simular el paso del tiempo.
Luego lo "ensucié con anilinas.


Los filetes mal hechos a propósito.


Yo no sé si habré incumplido alguna norma del restaurador ortodoxo, pero creo haber conseguido mi objetivo.







martes, 22 de marzo de 2011

Recambios

Han llegado un montón de recambios. Algunos muy interesantes.
Os dejo unas fotos...























Ya sabéis donde encontrarlos: Básicos, varios y frenos  .


viernes, 18 de marzo de 2011

Remachar el cuero

Este es un tema que a menudo descuidamos, yo el primero. Siempre he usado remaches "de golpe", y los fabricantes remachaban a maquina.


Hay un montón de posibilidades, pero ya os aviso que no aquí... 




sin embargo, al investigar un poco mas seriamente sobre sillines de cuero antiguos me di cuenta de que los remaches que  se usaban eran principalmente de cobre. El cobre no solo tiene un color precioso, si no que es relativamente dócil y no se oxida.



Tampoco se oxida el aluminio y es una muy buena opción, es mas barato y mas maleable que el cobre...



Ambos se remachan con el mismo sistema.


Necesitaremos un "remachador" cóncavo especial para este tipo de remaches. El funcionamiento es simple:
Al golpear la cabeza del remache, la base se va expandiendo y la superficie cóncava del remachador le va dando forma de botón, el cual evitará que el remache salga del metal.




Por razones obvias no he podido fotografiarme a mi mismo "martilleando" el remache, pero después de unos pocos golpes...




Por detrás debe quedar algo así:



Los remaches y el "remachador" los pondré en breve a la venta, me ha costado encontrarlos y al final los he conseguido en estados Unidos  Los podéis encontrar en Brooks pero el precio es un poco abultado.



Madera, cuero, metal....
El carbono para quién lo quiera!



viernes, 11 de marzo de 2011

Hacer un sillín de cuero

Cuando ni siquiera es posible restaurar un sillín Ya que el cuero está muy deteriorado o incluso a pasado a mejor vida y no queremos acabar en Brooks o usando un sillín barato de dudosa calidad. Siempre podemos aprovechar la estructura original y "hacer" o mejor dicho: moldear, el cuero.
Lo primero es construirse un molde lo más parecido posible al original. Recomiendo usar madera (Y no DM, como hice yo, ya que crea mucho polvo al lijar) Si compráis un tablón y lo cortáis en pedazos rectangulares luego se trata de ir recortando más o menos la forma del sillín visto desde arriba y encolarlos el uno con el otro.


Una vez tenéis el molde "en bruto" se trata de ir lijando hasta conseguir la forma deseada.
Después hay que encontrar un pedazo de cuero lo bastante grande y de unos 3,5-4 mm. de grueso. Sale a cuenta buscar retales en las casas de curtidos. Estos se venden a peso y sale mas económico que comprar una pieza entera.
Lo ponemos en remojo con agua durante al menos una hora. Luego lo sacáis y lo vais ajustando al molde con unos clavos. Antes de que esté seco podéis teñirlo con anilinas solubles en alcohol, hay muchos colores disponibles.




 En mi caso lo dejé secar uno tres días a temperatura ambiente, pero es recomendable ponerlo entre media o una hora al horno a 50º C, todavía en su molde, con cuidado de no pasarse ya que obtendríamos  una piel tan reseca que se rompería a la más mínima. Si queréis que quede muy duro podéis hacer  "cuir bouilli" pero es difícil controlar el tiempo de hervido y de secado.
Una vez seco tenéis que "dibujar" el corte con un lápiz craso y procuraros una buena herramienta capaz de hacer un corte limpio y controlable.








Ahora hay que fijar el pigmento, podéis usar laca acuosa bien mate o bien brillante...




Se lija el corte hasta igualar la forma y se re-hidrata.

        








                           

Consejos:
No uséis DM.
Haced el molde más largo de lo que yo lo hice y clavad el cuero al molde, y no a una base de madera. esto hará que se ajuste más a la forma.
Ponerlo al menos media hora a secar al horno a 50ºC
Para hacer los agujeros venden una herramienta llamada "sacabocados". En las tiendas de curtidos cuestan 10,00 €, en Leroy Merlin 2,50 €.
Animo!
(Y si no siempre los puedes encontrar aquí)



lunes, 7 de marzo de 2011

Al fin! La Orbea terminada

Es de agradecer la infinita paciencia de Orbea y especialmente de Jokin. Y es que en esto de la restauración siempre surgen imprevistos... Han sido muchos, estos últimos, pero el más importante han sido las ruedas. Tuve que cortar algunos radios para poder desmontar y luego el problema fue encontrar radios de 242 mm. Pero no fue el único... Los neumáticos  han resultado imposibles de localizar, los hay nuevos, pero con un dibujo "moderno"... Inviables para este proyecto. Así que tuve que poner en práctica el plan "B", (Hay que tener siempre un plan "B" y "C" y "D" en la recamara) y pintar los antiguos con pintura de caucho negra.
Al fin puedo decir que está acabada!