miércoles, 6 de febrero de 2013

A propósito del cicloturismo...

Desde luego, sé que voy a crear polémica pero no puedo evitar un cierto asombro cuando la gente habla sobre cicloturismo...
Hoy en día el cicloturismo (Al menos aquí) se ha convertido en una carrera encubierta, donde la gente se disfraza de una etapa del "Tour" y sale a por todas...
Seré un romántico  pero para mi el cicloturismo es salir con un amigo, o dos, o los que sean, sin prisas, sin pulsometros y sin GPS e intentar llegar del punto A al punto B... (El punto B puede variar según nos vaya el día) Son salidas de mas de una jornada, como mínimo tres, con paradas largas para comer y a la búsqueda de un hostal donde pasar la noche. Se disfruta del paisaje y se sufre (Siempre se sufre encima de una bicicleta) pero al final queda el recuerdo del largo camino mas que el de los pueblos donde has dormido.
 Me ha sucedido alguna vez que después de veinte años he reconocido una curva que por algún motivo se quedó gravada en mi memoria. Si hubiera ido en coche, eso sería imposible.
El objetivo es asfalto cero y si es inevitable hay que buscar carreteras secundarias y olvidadas...




 Hoy en día se está poniendo cada vez mas difícil, autovías y autopistas mutilan y cercenan muchas de las carreteritas por las que hace dos décadas empecé a descubrir este apasionante mundo. Fue de la mano de un amigo Francés,. Este año, viene especialmente de Francia para rememorar aquellos viajes en los que tan bien lo pasamos... Así que le he preparado una de mis primeras bicis de cicloturismo, es una Peugeot Berkeley híbrida a la que le cambié el manillar enseguida...Hacía lo mismo sistemáticamente con todas mis bicicletas sin saber en aquel entonces ni que existía el cicloturismo ni que habían bicicletas especificas para ello a las cuales se parecían tremendamente las mías.







Ahora sé que el cicloturismo se creó en Francia en los años 30-40, cuando los trabajadores franceses consiguieron "librar" el fin de semana... Por aquel entonces casi no habían coches y los que se encontraban costaban el salario de varios años de un obrero. Las bicicletas no eran baratas, pero si mucho mas asequibles que los coches, así que de repente Francia se llenaba de bicicletas cada fin de semana, amigos en grupo, familias enteras, parejas en tandem.... Fue el momento de los grandes constructores, René Herse, Alex Singer... Se instauró el "Concours des machines" donde la carrera la ganaba la bicicleta y el constructor, no el corredor!!! Los cicloturistas empezaron a demandar mas ligereza y sobre todo... marchas.
Uno de los defensores de las marchas en las bicicletas fue el que hoy se considera el padre del cicloturismo:
Paul de Vivie, conocido con el sobrenombre de Vélocio, premonitoriamente murió al ser arrollado por un tranvía en 1930. Pero nos dejó un importante legado en su decálogo del cicloturista:


1. Para a menudo por poco espacio de tiempo.
2. Come antes de tener hambre, bebe antes de tener sed.
3. Nunca te fatigues tanto que no puedas comer o dormir.
4. Cúbrete antes de sentir frío, descúbrete antes de tener calor.
5. No pruebes el vino, la carne y el tabaco mientras estas de excursión.
6. Pedalea concentrado en ti mismo, sobre todo en la primera hora.
7. Nunca fanfarronees.

Para mi eso es la esencia del cicloturismo.











14 comentarios:

Carlos dijo...

Muy bueno lo del legado, el número 7 el mejor.

Un saludo,
Carlos

Susana Carrera dijo...

Tienes toda la razón... Por eso a las "carreras cicloturistas" se les está empezando a llamar por un término más adecuado a la realidad de las mismas, que es "carreras ciclodeportivas". El cicloturismo como tal no tiene nada, pero nada que ver con lo competitivo.

Por cierto, yo también tengo una bici de carretera Peugeot, es del año 90... La mejor compañera de viaje!

Saludos.

jofegaber dijo...

Muy buena entrada compañero Jordi, muy buena entrada...

Starter dijo...

Desde luego que tu amigo puede estar contento. La Peugeot Berkeley que sale en la foto es una preciosidad de bici, y muy adecuada para el cicloturismo.

Carlos dijo...

Estoy de acuerdo en lo de que ahora la palabra cicloturismo se usa como una carrera encubierta y estoy de acuerdo en casi todo lo que dices salvo en lo de "cero asfalto".

Para mí el cicloturismo es "viajar en bici". Estoy de acuerdo en usar carreteras secundarias incluso peores pero porque son más tranquilas y menos transitadas. Para mí lo importante es disfrutar subido en una bicicleta, viajar con esa velocidad que sólo la bicicleta te permite y en la que puedes apreciar detalles y tener impresiones que con un coche no existen. No obstante, buena reivindicación. Ahora lo que tú entiendes como "Cicloturismo", lo llaman "Cicloturismo con Alforjas".

De hecho voy a compartir tu entrada con los chavales de www.rodadas.net

Starter dijo...

Desde luego que tu amigo puede estar contento. La Peugeot Berkeley que sale en la foto es una preciosidad de bici, y muy adecuada para el cicloturismo.

Reciclone dijo...

Hola Carlos! Tienes razón... Lo de asfalto cero es cosecha propia, ha surgido de la experiencia y... porque no decirlo: del miedo ha quedar tatuado sobre alguna carretera.
Lo de las alforjas es opcional, es verdad, puedes hacer cicloturismo de una sola jornada o varias...

ininbita dijo...

Enhorabona gran post!

Es muy importante plato pequeño y piñones grandes para poder funcionar "cómodamente" a bajas velocidades (subiendo), y más si se lleva peso extra.
Luego frenos potentes, como los clásicos cantilever. Por eso partir de la base de bicicleta hibrida (e incluso BTT con ruedas de 26') és ideal para el tema alforjas.

El concepto de viaje/exploración/aventura a "ritmo sin prisas" es muy vital y saludable.

Felicidades Jordi por seguir tus proyectos e ilusiones. Que tengas muy buena suerte.

Una abraçada!

David Castillo dijo...

Hace años cuando hacía turismo en bicicleta con mi pareja la gente nos miraba raro, incluso en un viaje con unos amigos se nos rieron unos ciclistas.

Para mi el cicloturismo siempre ha sido hacer turismo en bicicleta, con mi sombrero y las alforjas. Luego se puso de moda hacer el camino de santiago, en un viaje en bici por Francia la gente nos preguntaba si eramos peregrinos.

Nosotros recorríamos solo 50 o 70 km al día para disfrutar de nuestra estancia en los pueblos, ahora hay gente que hace más de 100 y se pasa el día sobre la bici.

le cyclomuletier dijo...

Hola Jordi,

- Sobre el punto "5" hay que aclarar que Mr. de Vivié era vegetariano pero eso no era condición obligatoria de los miembros de su "école Stephanoise".

- por otro lado el concepto que él tenia del cicloturismo consistía en salir un día al atardecer y pedalear toda la noche a ritmo "ciclodeportivo" para cubrir la distancia que les separaba de la zona que querían explorar (a eso lo llamaban "etapa de transporte"). Una vez llegados a la zona en cuestión hacían "cicloturismo" a un ritmo relajado y... volvían a casa mediante otra "etapa de transporte". Estas etapas de transporte són el antecesor directo de los actuales "brevets".

Un abrazo.

Xan Rey dijo...

Ñó!

Bici por la noche + bici por el día + bici de nuevo por la noche para volver a casa!! Eso sí que eran ciclistas y no los de ahora X-D

le cyclomuletier dijo...

Bueno, ya sesentón, Velocio reconocía que pasar dos noches seguidas en la carretera empezaba a "hacérsele un poco pesado".
Lo bueno es que estos primeros breveteros al día siguiente iban a trabajar...

Ordago dijo...

hola,
navegando por el blog he visto una peugeot ph 501 y me surgen un par de dudas...como se adapta el portabultos? que neumaticos utiliza para "asfalto 0"? un saludo y enhorabueno por el blog.

Pablo C. dijo...

Un apunte, la curva se te había quedado grabada, es posible que estudien un impuesto para recuerdos, yo no lo descartaría y entonces podía quedar gravada, pero hoy por hoy no es así.
Muy bueno el post y muy bueno el blog.