martes, 7 de mayo de 2013

La Especial BH de Juanjo

Hay pocas sensaciones parecidas a la de ver la expresión de tus clientes...


En este mundo irreal del reino del "bit" a menudo no llego ni a ver la cara de aquellos a los que les he restaurado la bicicleta. Pero ver cómo los ojos pasan de la indiferencia al asombro para acabar en alegría y oír un "buen trabajo, Jordi"... Eso, no tiene precio!








1 comentario:

Alobada dijo...

Muy buen acabado, si señor!!!

El sillín de lujo y los fileteados cada vez más expertos ;-)