martes, 28 de diciembre de 2010

Propósitos de año nuevo

En una ocasión ya os hablé de  The cophenhagen-wheel Pues bien, siguen apareciendo motores de asisténcia para bicicletas, esta vez ha sido Brompton!. Sería mucho mejor si se tratara se trata de motores que usan tu propia energía para recargarse y tu escojes cuanto y cuando quieres que te ayuden, como es el caso de  The cophenhagen-wheel. Aún así, ojalá que esta fuera la moda que proporcione una migración de muchos usuarios dependientes de los combustibles fósiles a la e-bike. Quien sabe, quizás si cambiamos el chip a tiempo podamos mejorar la salud de nuestra casa planetaria .
Por un 2011 más limpio!

viernes, 24 de diciembre de 2010

sábado, 18 de diciembre de 2010

El proyecto de Arturo

El pasado Septiembre se puso en contacto conmigo Arturo Sintes Lluch, me comentó que quería hablar conmigo para restaurar unas bicicletas, nos encontramos al día siguiente y me contó su proyecto.
Arturo es nada menos que el presidente de la federación de ciclismo de Baleares, aunque es muchas más cosas, ha sido piloto de avioneta, coleccionista de motos y coches deportivos, fundador del Rotary club de Mahón-Mô, pero sobretodo es un apasionado del mundo del ciclismo y uno de sus mayores impulsores; es el organizador de “la volta cicloturista internacional de Menorca” que este año ha cumplido su décima edición y ha contado, entre otras, con figuras de la talla de Perico Delgado. Arturo ha estado en todas las competiciones ciclistas de este país y, como no podía ser de otra manera, es amigo de muchas de las figuras legendarias de este deporte. También es un enérgico hombre de negocios y contagia la pasión con la que emprende sus aventuras, sobre todo en cuanto aparecen las bicicletas...
Quizás esa pasión le viene de crío, de cuando  su padre dirigía un taller de bicicletas y el acudía a clase en su bici de ruedas de goma, o de cuando compitió como cadete y también como juvenil. El caso es que está intentando crear el museo del ciclismo de Menorca y me ha encargado la restauración de varias bicicletas...
Así que en Octubre viajé a Mahó, donde disfrute de la hospitalidad de Arturo y Lina, su mujer.
Las vistas del puerto desde el apartamento que Arturo me ofreció eran espectaculares...



pero no fueron las únicas.


Este es Arturo delante del "santuario"


Esta es parte de la creciente colección de Arturo.





Y esto es parte de mi encargo:
Este me hace pensar en “Rosebud”!



En el “Imaginarium” las hacen así ahora... Ambas ruedas giran!


Rueda maciza.



Una BH completita...


Una mítica Minaco, Palma.




Una pieza única, y muy antigua...




Se puede leer: "Ciclos Planas, carretera Soller, Palma".

A la Zeus hay que rehacerle las calcas...



Una Especial BH ¡Con cambio!



Cuando acabé las tengo que llevar a la histórica tienda de Poblet, e ir recogiendo otras que allí me esperan.
Desde aquí propongo a todo aquel que quiera contribuir con cualquier pieza interesante del mundo del ciclismo, (No necesariamente bicicletas).
A por el museo!


viernes, 10 de diciembre de 2010

Mi BH de los ochenta

He encontrado este catálogo y me gustaría compartirlo con vosotros.




Siguiendo el "método" que nos caracteriza se ha omitido cualquier referencia a la fecha. dejando así espacio libre para la confusión. De todas maneras, sé que es de mediados de los ochenta.
 Las imágenes están a buena resolución, aunque por desgracia, las fotos de los modelos son pequeñas...
Para mi tiene un gran valor sentimental, pues el modelo S 21 de tres velocidades fue el que me regalaron en Abril de 1986 por mi 24 cumpleaños...



 Con ese “tanque” me movía por la Barcelona de los ochenta, y hay que decir que no era la Barcelona de ahora... Después de un par de décadas sin bicicletas en las grandes ciudades españolas, la gente no entendía como alguien quería dejar la moto o el coche para volver a tan rudimentario y sobre todo, cansado, medio de transporte. Desde aplausos hasta insultos y algún intento de atropello por parte de mas de un taxista.
Carril bici?? Cogía cada mañana la Gran vía para ir hasta Bellvitge a trabajar, entre autobuses a escape libre y camiones asesinos. Caí un par de veces y... tuve mucha suerte.
Hoy parece mentira que eso ocurriera en esta ciudad. Es una de las cosas buenas que tiene el progreso.
La BH la regalé (inconsciente de mi) a un amigo al cual se la robaron en dos días... A veces me pregunto si todavía estará usándola alguien o si me la encontraré en algún desguace... Si ocurriera esto ultimo, nos reconoceríamos?

jueves, 9 de diciembre de 2010

Y tu ¿De quién eres?

Recuerdo la publicidad de una conocida marca de refrescos que planteaba esa pregunta...
Pues bien hoy la planteo yo: De quien eres?, De Orbea?, De BH?, De Gimson?...


Yo soy un poco de las tres, y por eso son los primeros diseños en los que he pensado. Orbea y BH están claros, sin embargo Gimson ha sido una decisión más sentimental...





Todas son bicicletas que decoraban nuestro paisaje allá por los cincuenta y sesenta... He intentado plasmar las peculiaridades que las diferenciaban... Los sillines, los cubrecadenas, los guardabarros...
Son camisetas para expertos. Mucha gente solo verá una bicicleta, pero el que la compre sabrá que está comprando una Especial BH, o una Orbea de los años cincuenta.
En un futuro espero reproducir esos modelos en su versión femenina e imprimirlos sobre camisetas para chica. No en vano hay también muchas fanáticas de las clásicas...
Se me olvidaba! Las encontraréis en varios.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Un viejo conocido...

Gracias a la inestimable ayuda de Juan de Cicloclasica he conseguido mejorar sustancialmente el escudo del caballero de Orbea.
Como siempre, una buena imagen es primordial, y aquí os dejo de donde he partido en ambos casos.



Lo que yo interpreté en un principio como sombras y matices, no eran más que una ilusión creada por el desenfoque de la fotografía original que usé como base. De hecho era lógico pensar que en aquellos tiempos se usaba la serigrafía de colores planos para este tipo de trabajos, dejando la cuatricomia para la impresión de algunos libros y revistas. Pero hasta ahora tan solo había podido “intuir” el diseño del escudo. El perfil es mucho más grueso y los efectos se consiguen con un “sombreado” con el mismo color negro.
En fin. Sin ser aun perfecta, es un paso más para su recuperación.

jueves, 2 de diciembre de 2010

La Raleigh

Al fin he podido terminar la Raleigh....


No es una restauración, sino una recreación libre, muy libre...



Se trataba de darle un aire más vintage a esta bicicleta de los 80. Era una década de cambios, y hasta los fabricantes de bicicletas intentaron “maquillar” sus producciones de siempre con unas gráficas nuevas y estridentes y a menudo feas... Así pues, la base era buena, lo peor era lo más visible, ese color gris, esa tipografía, y ese faro cuadrado... Eran vanos intentos de modernizar una clásica, así que decidimos dejarla como pensamos que debe ser una clásica...


En primer lugar el color:



 Verde inglés para una “Roadster” inglesa.


Una gráfica un poco más antigua...


Sobre todo: Un faro redondo! Es un Miller y lo conseguí “francotireando” en Ebay en el último segundo. Tuve mucha suerte con George el vendedor, quién a pesar de tener que desplazarse a Francia se llevó el faro consigo para enviármelo desde allí.
Podría haber estado lista hace tiempo, pero dependía de una palanca de cambio que nunca llegó, aunque pedí información a Sturmey & Archer sobre donde podía encontrarla .



  De todas maneras, habría sido difícil adaptarla, ya que al pasar de las tres velocidades originales a cinco me vi obligado a usar el cambio indexado de origen y creedme que ajustarlo ha sido un quebradero de cabeza...


Es una bicicleta enorme, para paseos elegantes sobre llano o con poca pendiente. Para ir a comprar el pan o tomar un café al paseo marítimo de Calafell, donde espero que su dueño la disfrute largo tiempo...




lunes, 29 de noviembre de 2010

Rectificación

Hoy me he llevado una decepción... Resulta que las bolsas de herramientas "Selle montegrappa"que vendo, aunque muy bonitas, no son de piel.


La verdad es que como piel me las vendieron y estaba convencido de ello. Pero un cliente decepcionado, con toda la razón del mundo, me ha abierto los ojos... La imitación es muy buena, yo era incapaz de verla a simple vista, así que he cogido un "cuentahilos" y  he podido comprobarlo por mi mismo.


Aquí podéis ver la textura artificial...


Y esto es piel de verdad...


En la web no aclaran el material con el que están confeccionadas.
No puedo bajar el precio, es muy cercano a lo que me cuestan a mi, pero si alguien quiere devolverla está en todo su derecho, y se le abonará lo que ha gastado más los gastos de envío.
Desde aquí os pido disculpas por las molestias que pueda haberos causado.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Mi “Commuter bicycle”


"Commuter bicycle" es un termino muy usado en Inglaterra y EEUA, sirve para denominar a las bicicletas de diario, esas que nos llevan de casa al trabajo o a la Universidad, o a los recados. Aquí, hace un par de años que hemos empezado a notar un cierto interés para encontrar bicis de diario con criterio estético. Todavía abundan las “Mountain bike” con cajas de frutas atadas de cualquier manera como porta-bultos. Pero empiezan a verse verdaderas reliquias “vintage” con un aire de “abandono” que las hace todavía más interesantes al ojo experto y menos atractivas para los “cacos”, para ellos simplemente son trastos viejos.
Esta es mi “Allan” del 81.


 La encontré en un “Trocatlhon” hará unos cinco años, y en cuanto la ví me encantó. Estaba montada como bici de carretera, que en definitiva es para lo que se creó. Toda en aluminio sin soldaduras, ligera como una pluma, maniobrable y “nerviosa”, no en vano es italiana. Me costó decidirme... pero empecé a verla como mi bicicleta de diario y al día siguiente estaba en el Decatlhon antes de que abrieran para que nadie me la quitara... Tan solo os diré que el sillín que lleva vale algo así como el doble de lo que me costó esta bicicleta, que aún mantenía muchos de sus componentes Campagnolo de origen.


Así que desde entonces es ella quien me lleva a todas partes, ha pasado varias etapas y en un principio la proveí de un faro Miller voluminoso y pesado, y me obsesioné un poco con ponerle tres platos, cosa que en realidad no necesito, con un resultado un poco anti-estético...





Con 40 dientes y siete coronas puedes subir lo que sea...
Creo que ahora está perfecta, El faro funciona con Leds, cosa que se agradece cuando vuelves cansado a casa. La dinamo es mucho más ecológica, pero infinitamente más cansada. Para tranquilizar la conciencia se pueden usar pilas recargables.





No hay “Commuter” que se precie sin cesta, En mi caso, para poder ponerla y quitarla con facilidad ideé un sistema simple pero eficaz, con un tornillo que rosca directamente a una barra que, al subir, sujeta todo el conjunto. Basta una llave allen para montarlo y desmontarlo en 30 segundos.




Las manetas de frenos, que en un principio eran de BH, han sido sustituidas por unas mucho más eficientes, en la ciudad necesitas buenos frenos. Los puños son unos “Clarcks” de goma pero bien sujetos gracias a sus cierres metálicos, para evitar “sustos” cuando estás en pleno esfuerzo. La potencia, obviamente es nueva.


 Cambié sus ruedas de 700 por unas de 650. En definitiva, una bici pequeña,ligera, maniobrable y rápida, ideal para ciudades como Barcelona.