miércoles, 9 de noviembre de 2011

Manillar "Vintage"

Si queremos ser coherentes  a la hora de restaurar, hay que intentar usar los mismos métodos que se usaban antiguamente. Por ejemplo, los manillares no llevaban más que algodón y "goma laca".


La "goma laca" es un producto totalmente natural, es la secreción de un insecto de la India, y se ha usado desde tiempos inmemoriales, es el barniz que usan los "Luthiers" para sus instrumentos y se usa también para barnizar muebles y materiales porosos, como el yeso.


Lo primero es colocar la cinta. Yo prefiero usarla de color blanco y teñirla...







Hace cuarenta años no se usaba cinta autoadhesiva para sujetar el final del algodón. Con cordón de cáñamo bien puesto obtendréis los mismos resultados pero de una forma mucho mas ecológica...( Y estética)



Primero hay que hacer un lazo y luego pisarlo...




Ir enrollando, introducir el final en el lazo cortar y tirar hasta que se meta debajo




 cortar el otro extremo.


Una vez terminada de colocar la cinta y el cordón pasamos a preparar la mezcla de goma laca, se disuelve en alcohol y se calienta al baño maría hasta que se deshace, y con poca cantidad tendréis bastante... A mi me gusta teñir la mezcla con anilinas solubles también en alcohol. Podéis escoger color, yo uso el tono con el que tiño el cuero de los sillines.



Empezad a aplicar la laca... Veréis que al principio solo cambia el color, pero el algodón absorbe la mezcla y no aparece el brillo por ningún lado.


 No desesperéis, id dando una capa después de otra y veréis que empieza a brillar. Son necesarias al menos cinco o seis capas. El resultado final es un agradable tacto flexible y un aspecto ambarado y brillante.




Un tapón de corcho para sellar el tubo del manillar es lo que se usaba y queda muy bien, y es un bonito modo de reciclarlos.




El hecho de dejar asomar un poco de cinta nos va a permitir cortar el sobrante al acabar y obtener un resultado mucho mas limpio.





A probar!