lunes, 17 de febrero de 2014

Tenía que llegar

Así es. Empecé este blog por las bicicletas clásicas de varilla, pasé a interesarme y apasionarme por las bicicletas de carretera (Que nunca antes habían llamado mi atención) y... ocurrió lo inimaginable...
Siempre había visto las bicicletas de montaña o "Todo terreno" como un engendro del demonio. Recuerdo la sensación de vergüenza ajena que sentía cuando, en los ochenta, veía a algún atrevido usuario de este tipo de bicicletas haciendo el molinillo (Plato de 26 dientes para subir el Paralelo) y con ruedas de tractor.
Cierto es que cuando dejé el núcleo urbano para mudarme a una zona mas verde decidí comprarme una, pues con el tiempo y el aumento de tráfico se había vuelto imposible salir por carretera. Pero, aunque reconozco que era práctica, nunca me gustó.
Sin embarg todo cambia... y todo pasa a ser "Vintage" es solo cuestión de tiempo.
Me gustan las MTB antiguas porque aun parecen bicicletas. Mas solidas y robustas que las convencionales pero con una geometría común a las demás.
Así que rescatar esta "Diamond Back" de la chatarra fué un placer doble.
El primero: Viajar en el tiempo hasta 1991, cuando la marca empezaba a introducirse en España y cuando mi hermano compró una Diamond híbrida para uno de nuestros viajes de cicloturismo.
El segundo: Transformarla un poco y volverla un poco mas "bicicleta" quitarle ese horroroso manillar recto y ponerle unos neumáticos menos "rurales".








Desde que aprendí a ir en bici siempre me he dedicado a transformarlas. Nunca me conformo con lo que ofrece el mercado. He pasado de la etapa "una bici para todo" a "una bici para cada cosa" y he vuelto a "una bici para todo"... ¿Porqué no?






Mi bicicleta ideal debería tener la elegancia de formas de una bicicleta de carretera de los setenta y la robustez de una "Mountain Bike" Un poco como las pioneras de esta modalidad. Las bicicletas todo terreno de finales de los setenta de Charlie Cunningham.


O este modelo de Bridgstone...




Siempre he transformado mis bicis porque en realidad aun estoy buscando la bicicleta perfecta...

PRÓXIMAMENTE:
"La bicicleta perfecta" (Al menos para mi)

3 comentarios:

le cyclomuletier dijo...

"Otto", la Cuningham de la foto la bautizaron así y su dueña ha sido campeona del mundo en no sé cuantas ocasiones.
No hay nada parecido, sólo se fabricó esta de forma artesanal.

Recicloelciclo dijo...

jajaj, lo del manillar lo dice todo.

jordi bell dijo...

Roda el mon i torna al Born... jejeje